La Secretaría de Hidrocarburos genera propuestas ante «Ley Amazónica»

El 13 de marzo, Francisco E. Rendón, Secretario de Hidrocarburos participó, en la Asamblea Nacional del Ecuador, en el segundo debate del proyecto de Ley Orgánica de la Circunscripción Territorial Especial Amazónica, en el que manifestó la opinión netamente técnica en función de la misión que cumple la Secretaría de Hidrocarburos –SH, de preservar el patrimonio hidrocarburífero en la administración de los contratos petroleros con las distintas empresas que invierten en el Ecuador, explicando que actualmente existen 14 compañías operadoras y 20 contratos suscritos que se encuentran bajo la administración y supervisión de la SH, y la producción está bajo la administración de Petroamazonas.

En cuanto a la posibilidad de incrementar un monto tributario que contempla la Ley Amazónica, Francisco Rendón expresó que tendría que revisarse la fórmula contractual para la repartición económica, ya que se afectaría la economía de las empresas y estas antes de invertir realizaron sus proyecciones, el Gobierno Nacional es el custodio de este cumplimiento según las normas legales, esta seguridad y confianza contractual marca las futuras inversiones extranjeras.

El Secretario de Hidrocarburos mencionó que las consecuencias de un incremento en las tarifas petroleras conlleva a una renegociación contractual que no es nada recomendable bajo ningún concepto porque fomenta una inestabilidad y una inseguridad jurídica del país.

Otras consecuencias son, en la reducción de disponibilidad de efectivo en el presupuesto general del Estado, la inversión se contrae, la competitividad se reduce ya que otros países como Colombia, Perú, México, Brasil tienen grandes avances en licitaciones petroleras y las han hecho atractivas, con la revisión tributaria con mejores ganancias para los inversionistas.

Francisco Rendón, aportó con algunas propuestas para ser revisadas tales como: cuando el precio de venta del petróleo supere al precio establecido en el Presupuesto General del Estado, dado a que se desenvuelve en un mercado dinámico, se puede dar 2 o 4 dólares para la Ley en discusión. De esta manera, se afecta al valor incremental y con ello el gasto público no se desborda como ocurría en el pasado.

Solicitó además, que si se aprobara la Ley Amazónica estos incrementos sean para los contratos o licitaciones futuras y no para los ya establecidos por lo antes mencionado.

También expresó que existe un 12 % de los recursos hidrocarburíferos destinados para proyectos de inversión social que van a la caja fiscal y que estos recursos se entregan a través de la misma. Razón por lo cual, estos fondos se pueden reorientar para favorecer a esta Ley con proyectos debidamente sustentados y estudiados.

Finalmente, expuso ante la Asamblea para su análisis y revisión, que se tiene como objetivo llegar al año 2.023, a una producción de 690 mil barriles diarios de petróleo aproximadamente y para ello hay que hacer esfuerzos de incluir a la inversión privada como lo fomenta el Sr. Presidente en su visión como gobernante. A partir de ese año, se producirá una declinación en la producción y lo más probable es que se vea afectado el Presupuesto General del Estado, sin poder cubrir necesidades y con ello se produzca un efecto contrario a las legítimas aspiraciones que tienen los pueblos amazónicos.

Ver video …….